From Heart to Heart

Israel, November 2014

 
There are so many people in the world who need help, and so many different ways of making a positive impact on other people’s lives.

We decided to start small, so for our next charity project we joined forces with a charity called Yad Le Arad. This organisation works with our local Social Care Department and helps needy people by delivering food received from hotels and individuals. They also supply medicine, or help elderly and disabled people with various household repairs.

First of all we purchased items from a list supplied by Yad Le Arad. While we were out shopping, we had the opportunity to think about the needs of other people being less fortunate than ourselves.

Once the items had been purchased, they were then collected together at our centre. Finally, all of the produce was packed and ready for delivery.

Before handing the parcels over to Yad Le Arad, we wanted to add a small handmade gift. We went to a kibbutz for the weekend, where we were able to spend some time together and make some gifts. We prepared some paper hearts containing kind and joyful messages, as well as some beautiful greeting cards for the holiday of Hanukkah in December. The gifts, hearts and greeting cards enabled us to not only share something material, but also a small piece of our hearts.

Categories

De corazón a corazón

Israel, noviembre de 2014

En el mundo hay muchas personas que necesitan ayuda, y hay muchas formas de crear un impacto positivo en sus vidas.

Para nuestro siguiente proyecto solidario decidimos empezar con algo pequeño, así que unimos nuestras fuerzas a una organización benéfica llamada Yad Le Arad. Esta organización colabora con el departamento de servicios sociales de la localidad y se encarga de ayudar a personas necesitadas distribuyendo alimentos que ha recibido previamente de hoteles y particulares. También reparten medicamentos o ayudan a ancianos y a personas con necesidades especiales en diversas tareas de reparación en sus hogares.

Lo primero que hicimos fue comprar los artículos de una lista que nos entregó Yad Le Arad. Mientras estábamos de compras tuvimos la oportunidad de pensar en las necesidades de otras personas menos afortunadas que nosotros.

Después de comprar todos los artículos, los llevamos a nuestro centro, los empaquetamos y los dejamos listos para entregar.

Pero antes de entregar los paquetes a Yad Le Arad quisimos añadir un pequeño regalo hecho por nosotros. Nos fuimos a un kibbutz a pasar el fin de semana juntos y preparar los regalos. También hicimos corazones de papel y hermosas tarjetas de felicitación para la fiesta de Hanukkah, en diciembre. En los corazones escribimos alegres y afectuosos mensajes. Los regalos, los corazones y las tarjetas nos permitieron no sólo compartir algo material, sino también una pequeña parte de nuestros corazones.

Haz un donativo

Categories