Italia, abril de 2021

Voluntarios siguen colaborando con una asociación que ayuda a familias con dificultades económicas. Este año, la asociación solicitó productos básicos de higiene personal y limpieza del hogar.

Para hacer más atractivas las donaciones, bordamos las bolsas de algodón que íbamos a utilizar para la entrega. Esta parte creativa de la actividad, el convertir simples bolsas de compra en unos bonitos regalos, aportó más alegría al proyecto.

Una soleada mañana de abril, fuimos a la asociación. A nuestra llegada, el director estaba ocupado en su despacho. Inmediatamente aprovechamos la oportunidad para colocar las bolsas de manera atractiva fuera de su oficina, para sorprenderlo. Él expresó efusivamente su gratitud y nosotros le dimos las gracias por darnos, una vez más, la oportunidad de servir.