Israel, abril de 2021

Para apoyar a casas de acogida de nuestra zona, contactamos con una organización sin ánimo de lucro que gestiona dos de estos refugios en la ciudad de Beer Sheva: uno para mujeres, víctimas de violencia de género, y otro para hombres afectados por el abuso de drogas.

El pasado 30 de marzo, visitamos ambos centros cumpliendo con las vigentes medidas de seguridad por COVID-19.

El refugio para mujeres abrió sus puertas el año pasado. Actualmente viven en él cuatro mujeres y tres niños. El de hombres tiene capacidad para doce personas. Actualmente solo viven seis.

A petición nuestra, la administración de los refugios hizo una lista con los productos que necesitaban. Después, nuestro grupo comenzó a recolectar ropa y zapatos para adultos y niños, textiles, como cortinas y toallas, y juegos para los niños.

Finalmente, llenamos trece grandes cajas con los artículos recolectados, que complementamos con comida para bebé, pañales y detergente para la ropa.

Dos semanas después, entregamos a la administración de los refugios los artículos recolectados y comprados. Se sorprendieron por lo bien clasificada que estaba la ropa y demás artículos; todo de forma bien organizada. Como resultado de esto, las donaciones se distribuyeron rápidamente.

Participando en este proyecto fuimos conscientes de cómo una ayuda básica, como la donación de bienes de consumo, puede ser tan valiosa y necesaria para las personas. Fue un placer para nosotros haber servido.