Ucrania, diciembre de 2020

En nuestra ciudad hay una residencia de larga estadía para personas mayores, la Casa de la Piedad, nombrada en honor a San Nicolás. Es el hogar de cuarenta adultos mayores y personas con discapacidad. Aún con el respaldo de la municipalidad, la institución cuenta con recursos limitados y los residentes necesitan urgentemente ayuda. La mitad de ellos requieren mantenerse en cama bajo cuidados especiales. Necesitan artículos básicos de uso diario: ropa, zapatos, sábanas y productos de higiene personal.

Nuestros voluntarios contactaron con la administración del centro para saber cuáles eran sus necesidades. Y durante varios meses estuvimos recolectando ropa de cama y de vestir. Luego, empacamos los artículos y los entregamos a la administración del centro.

Para nuestra sorpresa, esta acción solidaria nos fue recompensada por los residentes con bolsitas de infusión herbal artesanales. Estos souvenirs fueron muestra de su gratitud por el apoyo y cuidados recibidos.

Nuestro equipo decidió seguir apoyando a los residentes de la Casa de la Piedad. Por consiguiente, los voluntarios llamaron nuevamente a la administración para aclarar la lista de los artículos que necesitaban. Esta vez compramos alimentos, productos de higiene personal, pañales para adultos y equipo médico, y entregamos todo a la administración.

Esperamos con ilusión seguir participando en esta creciente oportunidad de servicio.