Polonia, diciembre de 2020

Para la distribución anual de productos alimenticios a una selección de familias vulnerables de Pobiedna, decidimos ampliar nuestras capacidades. Esta era la ocasión perfecta para poner en marcha el nuevo horno profesional, muy apropiado para hacer pizzas, galletas y tartas pequeñas.

Tras calcular la cantidad de ingredientes necesarios y planificar la logística, estábamos listos para comenzar la producción.

Todo el mes de diciembre lo dedicamos a acciones solidarias: horneado de galletas, pizzas y tartas, y a la confección de calcetines navideños, hechos de fieltro, para llenarlos con dulces para los niños.

Cada persona recibió una caja con alimentos de primera necesidad, artículos para el hogar, frutas y verduras (parcialmente del almacén de invierno del LCP) y, además, una pizza, una tarta, una bolsa con galletas y un calcetín navideño lleno de dulces para cada niño.

En total, noventa personas, entre ellos adultos mayores y familias con dificultades para llegar a fin de mes, recibieron estos regalos. Debido a las normas por la pandemia de Covid-19, decidimos llevar los regalos directamente a los hogares de las familias.

El alcalde de Pobiedna y uno de los beneficiarios se ofrecieron voluntariamente a ayudarnos a encontrar las direcciones. Todas las familias fueron informadas de antemano de que íbamos a traer pizzas calientes a la hora del almuerzo, para que no tuvieran que cocinar ese día.

Los beneficiarios agradecieron sinceramente estos esfuerzos adicionales. En el momento de la entrega, la mayoría de las personas ya nos estaban esperando, muchos desde fuera de sus hogares saludándonos con la mano desde lejos. Ver sus caras felices y llenas de agradecimiento nos hizo sentirnos miembros de una gran familia y parte de la comunidad.

También llevamos regalos al refugio de Leśna para personas sin hogar, al centro de mayores de Mirsk, y a una familia afectada por un incendio. En total, durante las acciones solidarias de diciembre, producimos y distribuimos aproximadamente 6,800 galletas, 180 pizzas y 350 tartas. ¡El horno fue definitivamente de gran ayuda!