Ucrania, febrero de 2021

En el internado psiconeurológico de Belotserkovsky viven 230 personas, tanto jóvenes como adultos, con diferentes patologías.

Cuando nos enteramos de las necesidades de este centro, nuestros voluntarios decidieron apoyar a sus residentes comprando tazas y cucharas que necesitaban.

Una vez preparadas las cajas con los artículos, nos dirigimos al internado. En la entrada, nuestra anfitriona y varios trabajadores nos recibieron calurosamente. Entregamos las cajas con cien tazas y cien cucharas y nos agradecimos mutuamente la cordial comunicación. Tanto los voluntarios como el personal del internado se alegraron por el encuentro y de iniciar una nueva cooperación.