Polonia, abril de 2020

Debido a la pandemia por COVID-19 y el consecuente distanciamiento social, no pudimos visitar el centro de mayores en Mirsk para llevar a cabo nuestro programa musical de Pascua y cantar con los residentes canciones polacas.
No obstante, tras contactar con el codirector del centro, nos enteramos de la necesidad urgente de mascarillas desechables y ligeras, en lugar de las de tela, que son muy incómodas de usar y con las que los residentes tienen dificultades para respirar.
Mientras organizábamos el pedido de las mascarillas, surgió una idea: ¿por qué no enviarles también un pequeño regalo en forma de mermelada, una de grosellas rojas y otra de manzana y bayas de aronia, del huerto de LCP?
Equipados con guantes y mascarillas para cumplir con los requisitos de sanidad, desinfectamos los tarros de mermelada antes de empacarlos en grandes cajas de cartón.
Debido a las normas del gobierno en relación con la pandemia, no se nos permitió llevar las cajas directamente al centro. Por eso, el codirector del centro vino en persona a LCP a recogerlas. Con mascarillas, usando guantes y manteniendo el requerido distanciamiento social, pudimos comentar brevemente la situación actual del centro y sus próximas necesidades.