El Retiro Europeo de Verano 2019 organizado por HSI en Polonia

El Retiro Europeo de Verano 2019, organizado por Holosophic Society International (HSI), tuvo lugar en Lighthouse Center Polonia (LCP), del 10 al 16 de agosto de 2019. Participantes de 22 países visitaron este evento anual.

“Cada día es una vida nueva, un nuevo comienzo, un nuevo arranque”. Este lema, una cita de Sant Baljit Singh, se imprimió en un bonito cuaderno de notas que todos los participantes recibieron como regalo de bienvenida.
Las condiciones climáticas favorables contribuyeron al buen funcionamiento del retiro.
Este año, el programa se centró en servirse unos a otros y en prácticas devocionales. Cada mañana se proyectaba un tema en específico para que los participantes reflexionasen sobre él durante el día. Por la noche, el satsang se centraba en ese tema.
Debido a las múltiples tareas necesarias para el funcionamiento del retiro, cada participante tuvo la oportunidad de servir a otros participantes de varias maneras: preparando la comida y los postres, limpiando las diferentes instalaciones, lavando platos, trabajando en jardinería y muchas actividades más.
También hubo otras actividades: confección de bolsas de almacenamiento de diferentes tamaños, elaboración de bolsitas de lavanda y envolturas hechas de cera de abejas, que son especiales por ser antibacterianas y sostenibles.
El canto devocional fue un nuevo punto en la agenda del día. La letra se proyectaba sobre una pantalla grande y todos podían cantar al unísono con los músicos. Esto fue de gran alegría para muchos y además, nos preparaba para el programa vespertino de satsang y meditación.
Una de las tardes, los participantes pudieron elegir entre tres actividades de obra social en beneficio de la comunidad.
La visita a una residencia de ancianos en Mirsk fue un evento muy interactivo. Los residentes quedaron encantados con el té y las galletas que compartimos mientras tocábamos música tradicional y leíamos poesía en polaco bajo una carpa de jardín.
Durante el paseo que hicimos disfrutaron mucho al charlar y compartir historias con los voluntarios de habla polaca.
Otra acción social fue el mantenimiento del parque infantil de Pobiedna. Un gran número de alegres voluntarios, entre los que se encontraba el alcalde del pueblo y niños vecinos, deshierbaron los senderos y pintaron la cerca del parque.
La tercera obra social consistió en seleccionar y empaquetar una enorme cantidad de ropa que los participantes del retiro llevaron en donación. Las cajas se prepararon para distribuirse entre personas de Lésna que lo necesitaban.
El penúltimo día fue un día devocional. Se ofreció satsang y meditación por la mañana y por la tarde, y por la noche, una gran variedad de música devota. Todos los participantes apreciaron el cantar juntos y pasar más tiempo en meditación.
En la fiesta de despedida del viernes, grupos de música de diferentes países compartieron canciones devocionales y números musicales.
Otro hermoso retiro, enriquecido con inolvidables momentos y una nueva inspiración para la vida diaria había llegado a su fin. ¡Encontrémonos de nuevo en el próximo retiro!