En el apacible entorno del Parque Natural de Vercors, en Drôme, un grupo de voluntarios de la Asociación Holosófica de Francia (AHF), en colaboración con una organización local, echó una mano a la comunidad de Saint-Julien-en-Quint, Francia.

El grupo se dividió en tres equipos. El primer equipo ayudó a limpiar un pequeño jardín alrededor de una fuente, donde más adelante se plantarían fresas y flores. El segundo equipo empezó a hacer grandes cajas de madera para jardín. Y el tercer equipo transformó un viejo cuarto de basura en un espacio de almacenamiento para varios proyectos de la asociación. Para este cuarto se construyó e instaló también una puerta hecha a medida.

El sol estaba en su punto más alto. Los trabajos avanzaban a buen ritmo revelando gradualmente la belleza del jardín para el disfrute de toda la comunidad.