Retiro Europeo de Verano 2017 en Polonia, organizado por HSI

Visitantes de 22 países se desplazaron hasta Lighthouse Center® Polonia (LCP) para participar en el Retiro Europeo de Verano (REV17) organizado por Holosophic Society International (HSI), que se llevó a cabo del 29 de julio al 6 de agosto.

El camino de entrada fue decorado con enormes y coloridas flores de papel, que daban una calurosa bienvenida a los participantes. Los voluntarios estuvieron trabajando en los preparativos de este gran evento con muchos meses de antelación.

Como en el Retiro Europeo de Verano 2016 (REV16), el programa diario consistía en diversas actividades para elegir, como paisajismo, recolectar leña y jardinería al aire libre.

También se llevaron a cabo talleres y actividades caritativas en el granero y en la carpa de actividades.

Se necesitó mucha ayuda para preparar las grandes cantidades de comida y para garantizar el buen funcionamiento del retiro.

Este año también se realizaron actividades caritativas basadas en la idea de ayudar a la gente a mejorar su situación personal adquiriendo nuevas habilidades. El director de la escuela y algunos profesores con sus familias participaron en el taller de sal de hierbas, mientras que las madres del Hogar de Madres y Niños de Pobiedna cosían sus propias mochilas.

Hubo un seminario sobre “desapego”, que se dio en dos días del retiro.

A parte de las actividades y meditaciones diarias, aún sobraba tiempo para socializar en un ambiente relajado. A la hora de las comidas se servía una variada gama de exquisiteces culinarias en la carpa-comedor. El buen tiempo invitaba a los participantes a disfrutar de las comidas al aire libre. Como en años anteriores, uno de los puestos más concurridos fue el Chai Point con su delicioso té de especias (chai), galletas y dulces.

La recolección de heno ya se ha convertido en una tradición anual. Esta vez, el miércoles por la mañana, participaron casi 100 personas. Es un terreno muy grande y hacen falta muchas manos. Grupos de seis o siete personas recogían el heno seco haciendo uso de grandes lonas.

A pesar del duro trabajo, los voluntarios disfrutaban del ambiente alegre bajo unas condiciones climáticas casi perfectas. ¡Al final del día se retiró todo el heno del suelo, lo que fue un logro extraordinario.

Los preparativos para la fiesta de despedida empezaron el sábado por la tarde. Se colocaron sillas y mesas y todo fue decorado con flores de colores que habían sido preparadas durante la semana. Al mismo tiempo, los participantes más jóvenes se reunieron para hablar sobre futuros proyectos caritativos y la colaboración de varios países.

La fiesta de despedida empezó ya avanzada la tarde con un suntuoso bufet seguido de varias actuaciones. Todos rebosaban de alegría y disfrutaban del ambiente relajado con los demás participantes. Pero el evento tuvo un repentino final cuando las nubes oscurecieron el cielo y empezó a llover. Mientras que unos regresaron a su lugar de alojamiento, otros se resguardaron bajo un pequeño techo y siguieron cantando, bailando y tocando música hasta bien entrada la noche.

El domingo por la mañana llegó la hora de decir adiós. ¡Los visitantes se marcharon de los terrenos de LCP llenos de inolvidables memorias, esperando volverse a ver el año siguiente!